viernes, 5 de febrero de 2010

Una carta muy padre...

Ya casi se cumple un mes de la desgracia que ocurrió en Haití y falta mucho pero mucho para reconstruir aquel pobre país, si no fuera porque a los mexicanos nos entretuvieron con el caso Cabañas, a estas alturas seguiríamos hablando de Haití o lo que sea con tal de que no supiéramos los tratos que Felipe Calderón fue a hacer a Suiza y Japón por debajo del agua.... A ver ahora con que nueva jalada van a salir cuando ya no tengamos nada de qué hablar.... Pero si, ha habido muchos temas que han surgido a partir de la desgracia en Haití, por un lado está el caso de un diputadillo patético chiapaneco y sus declaraciones de que "los haitianos son unos negros abusivos", también está el caso de los médicos puertorriqueños cuya foto adorna este post que fueron en plan de paseo y diversión a la isla y lo más curioso y despreciable que ha surgido de todo esto, son las declaraciones patéticas también de ciertos grupos que se dicen "Cristianos" de que la tragedia de Haití se debió a que son un país consagrado al señor de los infiernos y no a Jesucristo.... Qué tonterías por dios... Y de seguro el maremoto de 2004 en Asia fue porque ellos creen en Buda y no en Jesucristo lo mismo que el Holocausto judío, como si los pueblos "Cristianos" no sufriéramos de vez en cuando.... Tampoco faltaron los conciertos de las grandes estrellas para solidarizarse con Haití y también de estrellitas que aprovecharon la oportunidad para darse a conocer más y poco a poco dar donativos al país caribeño... Ojalá que todos hayamos dado algo para Haití, quizás muchos de nosotros hayamos enviado alguna lata de comida, alguna botella de agua, algún medicamento y ropa o zapatos, pero ¿Que tal si te pidieran enviar a Haití a tu padre o a tu madre o a la persona que más quieres?..... Thiago Surfeiro el bloguero más famoso de España y el mundo, autor del famoso Blog que Thiago y de otros blogs mas que se han convertido en la voz de una generación de pensamiento moderno y de mente abierta, Thiago por supuesto es seguido sobretodo por la comunidad LGBT pero no son los únicos que lo siguen ya que tiene fans de todas las ideologías. En su blog Thiago habla lo mismo de moda, de política, de deportes, de ideas surrealistas e innovadoras que muchas veces dejan a cualquiera boquiabierto... Cuando conocí este blog hace unos meses, creí que Thiago era el típico muchacho que no tiene vida propia y que solo se la pasa escribiendo, pero realmente es una persona que se da tiempo para todo, practica fútbol y surf, su novio es un piloto aviador y tiene una familia peculiar encabezada por una abuela fantasma, es gallego y radica en España, estudia periodismo tiene 21 años y actualmente se declara a sí mismo "Intelectual tuberculoso" que es sin duda la generación actual de poetas españoles, sin duda alguna, los intelectuales tuberculosos tendrán en un futuro un lugar en la historia junto a los poetas del Siglo de oro, los del 27, los del 36 y todos esos... Ya veremos... Por lo pronto he querido compartir con ustedes esta carta que Thiago publicó el 24 de Enero en la que escribe a su padre quien pertenece a la Marina Real Española y fue enviado a Haití para colaborar en la ayuda personalmente, esta carta me hizo llorar de tristeza cuando la leí, es realmente hermosa, me hizo pensar en lo mucho que amo a mi padre y que por X o Y razones no se lo he podido decir y esta carta me hizo entender muchas cosas en la relación personal con mi padre...
Espero os guste y Thiago, muchas gracias por el permiso para reproducir esta carta en mi humilde Blog:

“Querido papá. Ha llegado el momento que tanto temía.  Lo que mi mente se negaba a admitir ha sucedido, Ayer te despedimos de una manera un poco contenida y hasta impúdicamente alegre para el temor que, en realidad, nos fluye por dentro, y evitar así que manara al exterior.  Tal y como esperabas de nosotros.

No pude decirte antes de tu marcha lo mucho que te amo.  O te lo he dicho, pero no todas las veces que quisiera.  Y lo mucho que te necesito a mi lado, y el miedo que voy a pasar mientras estés allí, tan lejos, en aquel país tan destrozado.

Me hubiera gustado poder darte un millón más de abrazos de los que te pude dar en ese momento, pero mi condición de hombre y la tuya de militar ha impedido que pudiera transmitirte lo mucho que aprecio tu gesto y lo orgulloso que me siento de ti. No quería monopolizarte con mi angustia ni avergonzarte ante tus compañeros, y tuve que aguantarme las ganas de llorar y de agarrarme a tu uniforme, para no dejarte marchar.

Hoy, sé que pretender que te quedes a nuestro lado sería un egoísmo. Que tu marcha forma parte de una misión tan meritoria como necesaria. Sé que esos niños que están saliendo a diario en las noticias, necesitan hoy un padre más que tus propios hijos. Necesitan alguien que les ofrezca un poco de cariño y consuelo, y tú te llevas todo el nuestro. Pero quiero que sepas que no viviré hasta que te vea regresar, tal vez después de tres o cuatro meses, cuando nos anuncies que la misión ha terminado. Pero no te preocupes, sabré mantener el tipo ante la gente, cuidaré de mamá y de mis hermanos (si, ya sé que te estarás riendo, pues ellos son mayores que yo, pero ya sabes que tienen muchos pájaros en la cabeza, como dices tú siempre), cuidaré de las perras y hasta de nuestro fantasma familiar, tú madre. Sólo te pido que, cumplas con tu deber, claro; pero que te cuides mucho, que te esperamos aquí, que todavía tenemos que hacer muchas cosas juntos y todavía tengo muchas cosas importantes que contarte y que, tal vez, alguna te sorprenda. Pero ahora no te preocupes de eso. No te preocupes de mí. No te preocupes de nada. Tú trabaja allí desde la ilusión de ayudar, nosotros aquí desde la esperanza de verte pronto regresar.

Ahora, cuando veo que otros tiran de sus huchas, mandan sus ropas o medicinas o lo que buenamente pueden, yo me siento que he colaborado en mayor medida todavía, que he sido más generoso que nadie, mandando a lo que más quiero en este mundo, a mi padre. Y que espero que nadie manipule tu misión ni la usen para criticar al gobierno, pues ya algún hijo de puta ha comparado la descoordinación del país con el estilo ZP. Sé, papá, que lo vais a tener difícil, pues ya están allí los chicos de Obama que os mirarán por encima del hombro. Pero estoy seguro que tú con tu carácter y tu profesionalidad te ganarás a la gente, que llegarás al pueblo llano que habla tu mismo idioma, y que te cuidarás pensando en el amor que dejas en casa y espera desde ya tu vuelta.

¡Ay, papá, como te voy a echar de menos! ¿Con quién voy a ver los partidos de fútbol y con quién voy a discutir de política ahora? Y lo peor es que ni siquiera me queda el consuelo de rezar por ti, pues ya sabes que yo no creo mucho en esas cosas. En fin, papá, nada más. No quiero entretenerte, te amo mucho y quiero que lo sepas dónde quiera que vayas. Besos.

Tu hijo, Iago, aquel idiota que no lloró lo suficiente...”

3 comentarios:

Thiago dijo...

Cari esta muy bien, y me he emocionado mucho, incluso leyendo la carta, que fijate que es mía, pero no es lo mismo al leerla en otro blog, jaja Mi padre llegó ayer en el barco a Haiti. No le dejan hacer un blog justo por lo que pasó con los médicos de Puerto rico, ya ves.

Pero tengo varias cosas que decirte...

1) Yo no soy ni el mejor ni el bloguero mas cocido de España, hombre, jaja donde vas a parar...!. Hay montones de gente que tiene blogs mejores y mucho mas visitados: escitores, politicos, gente que habla d emoda, famosos, blogs de informática.. montones de blogs mejores y mas interesantes. Realmente yo lo que soy es el mejor del Mundo mundial jajajaaa.

2) Yo no me declaro INTELECTUAL TUBERCULOSO, jajaj al revés, me rio un poco de los intelectualesm aunque ya me gustaría... Yo siempre digo que ASI NO LLEGARÉ NUNCA A INTELECTUAL, jaja que no voy por buen camino, vamos. Y el movimiento que yo promulgo es el de la FILOSOFÍA PLATEADA, de Feliciano Teixeiro (que vamos, es un invento mio de cachondeo, jaja) y el Grupo Poético de los POETAS SOBREVENIDOS, que es una coña a imitación de los POETAS REAL VISCERALISTAS del libro de Bolaño "Los detectives salvajes", jajaja. Y por eso doy el carnet de POETA SOBREVENIDO: "¡Jopeta, ya soy peta!" jajaj.

En fin, pero muchas gracias por tus palabras... cari, ahora el emocionado soy yo por tu post y por tus elogios tan merecidos como necesarios, jajajaj.

Bezos.

Montse dijo...

Ya lei, la carta que Thiago le hace a su padre, y fué muy emotiva,el chico vale mucho, y yo llevo poco tiempo en el blog, pero a pesar de que hay post subidos de tono, los voy siguiendo. Referente a los fanaticos religiosos, de esos no hay que hacer caso, ignorarlos, és lo mejor.Esperamos que Haití, se recupere de esta tragedia.

Cris dijo...

No había leído esta carta a pesar de que soy una habitual de Thiago y lo leo cada vez que puedo. Es simplemente preciosa y Thiago es una persona espectacular.
Besos a los dos...

Lo más visto