martes, 9 de noviembre de 2010

Flores (Carta al fantasma que vive en mi cabeza VII)

Otra más de tus promesas incumplidas.... ¿Acaso soy yo el único que promete y no cumple? ¿De veras lo prometiste? Ya no me acuerdo, pero cuando tú me hablaste de ese lugar, yo me quedé con muchas ganas de ir.... ¿Cómo se llamaba el lugar? Creo que Carranza ¿No? o tal vez ¿Zapata? No me acuerdo bien como pero estoy seguro que tenía el nombre de algún "héroe" de la Revolución Mexicana.... Me hablaste de ese lugar cuando estuvimos en Atlixco en aquel histórico día del Huey Atlixcáyotl.... Vimos un autobús o combi como dicen ustedes los poblanos y te emocionaste porque esa combi llevaba a Carranza o Zapata, no se yo... ¿Te acuerdas de la feria de Atlixco? Ese tipo que estaba parado totalmente estático con la piel del rostro totalmente cubierta por pintura dorada y toda su ropa llena de brillantina dorada... Yo no resistí la tentación y puse un peso en su canasta para ver de qué era capaz el gran hombre dorado... Se puso según el a bailar al estilo de Luis Miguel y entonces comprendí que estaba tratando de imitar a la Chica dorada Paulina Rubio y después de reirnos un rato continuamos caminando por esas calles Atlixquenses en aquel día que aunque pasen y pasen los años jamás podré olvidar.... Recuerdo tus relatos que escuchaba tan embobado acerca de lo que conocías y habías visto del campo... Tu amor por la tierra y el campo eran lo más atractivo de ti, tus conocimientos de plantas medicinales y de flores, tus arrebatos existencialistas recordando a tu adorada mixteca poblana...... Y tu amor por las flores, siempre las flores, flores para toda ocasión, flores de temporada, flores con poderes sobrenaturales, flores para pensar y flores para olvidar....

Hoy llevo a la tumba de mis recuerdos donde están enterrados unas orquídeas, de esas moradas hermosas, abonadas con lombricomposta y regadas con las aguas del cultivo de café orgánico.... Las pongo sobre tu epitafio que reza "Si tienes un gran amor por México, entonces te mereces una estrella" y como una estrella que brilla en algún lugar del cosmos te pido que vuelvas a mí, aunque no te necesite, te pido que vuelvas a mí para demostrarme que el amor existe, que toda mi espera y mi lucha por tu amor no ha sido en vano, que siempre hay una esperanza y que después de tanto sufrimiento encontrarás alguna vez lo que tanto has buscado, que basta desear y desear y pedir al Universo lo que quieres hasta lograrlo y que llegará cuando menos te lo esperes llegará.......

No sé porque reincido precisamente hoy.... Quizá fue la inmensa ternura que sentí al ver la imagen de  las flores que regalaste a la madre de tu primogénito..... Quizá.......

1 comentario:

alvaro Locx dijo...

Oye me pareció hermosa esta entrada muy emotiva, por otro lado quiero agradecer tu comment y también hice un comentario acerca del mismo.

Aquí no hay nada podrido, solo un aroma floral.

Lo más visto